El Rincón de Elbece Restrepo

EL TAMAÑO NO IMPORTA

 EL TAMAÑO NO IMPORTA
Por ELBACÉ RESTREPO | Publicado el 1 de septiembre de 2013

El amanecer está de luto. El cielo gris y un frío delgadito que se mete por los poros confirman que el día se vistió acorde con los acontecimientos.

La casa hoy, como hacía mucho tiempo, no podía estar más revolcada: paro agrario y minero, bloqueo de carreteras, cierres viales, vándalos de oportunidad, productos escasos, carestía, gases lacrimógenos, comercio cerrado, universidades y colegios evacuados, muertos a los que no pueden darles sepultura, disturbios por todo el país, esperanzas en añicos y un presidente que, en su “locuaz tartamudez” acostumbrada, se negó a aceptar la realidad y se atrevió a minimizar la situación hasta el punto de desconocerla. Pero le demostraron que sí hubo paro, que sí fue nacional y que sí fue grave.

Más tarde se calentó el día, y no propiamente a punta de sol. No se encuentra, ni para remedio, una noticia capaz de alegrar el corazón. De repente llaman a mi puerta. En mis locos delirios creo ver que alguien trae un lazo y siento alivio. ¡Al fin sacarán mi alma de este abismo…

“Qué te produce la impunidad”, me pregunta a manera de saludo. “Ay, justo ahora”, pienso, y respondo con una sola palabra, para no apagar con gasolina mi propio incendio. “Indignación”, digo, pero no le basta.

Entonces me cuenta una historia que me hace olvidar la panorámica nacional y me centra en el Parque de Berrío, donde fue rodeada por seis atracadores que la despojaron de bolso, billetera, celular y documentos. Ella, muy valiente, los persiguió y atrapó a dos de los ladrones. A empellones los llevó ante un policía que se encontró recostado contra un árbol. Le soltó el rollo mientras forcejeaba con los hampones, pero el policía, que permaneció impasible sosteniendo el árbol, le sugirió no complicarse la vida y dejar ir a los ladrones. No valió que le repitiera muchas veces que acababan de atracarla. Él insistió en que nada podía hacer, ni siquiera requisarlos porque “no soy de este cuadrante”. La víctima, con el desaliento que da la impotencia, sintió que se le escurrieron de las manos los ladrones, como una gota de mercurio al apretarse. Nadie ayudó. Nadie hizo nada, excepto el policía, que se hizo cómplice.

Por respeto a los lectores no repito lo que esta mujer mandó a comer al agente, ni el saludo efusivo para su mamá.

Tan grave es la delincuencia que nos victimiza como la impunidad que la favorece.

Independiente de la clasificación del delito, ya sea un secuestro, una violación o un atraco callejero, la impunidad deja inerme, y servida en bandeja de plata, a toda la sociedad para que se la devoren los delincuentes. Por eso solamente debiera de ser consagrada también como un delito grave.

El tamaño no importa. Cuando no se sancionan las faltas pequeñas, incluso comportamientos inapropiados que no son delito, se crea el ambiente para que prospere la permisividad con respecto a conductas más graves. Terreno abonado para que nazca, crezca y se reproduzca, pero nunca muera, la anticultura del delito.

Que se acabe la delincuencia es mucho pedir, pero que no se castigue habla pestes de un Estado que parece tener en el último renglón de las prioridades una justicia eficaz y eficiente para sus ciudadanos.

La impunidad, que en Colombia alcanza un escandaloso 90%, hace que los infractores encuentren en la delincuencia una actividad tan arriesgada y peligrosa como un juego de parqués. ¡Qué susto….

Acerca de Publibolivar

me gusta el periodismo, soy integrante de RED ANTIOQUIA y corresponsal de el Periódico El Suroeste, MINUTO30.COM Publiciclismo

Publicado el 1 de septiembre de 2013 en Entradas generales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Clase. Profesor Luis Carlos Romero Castro

Blog destinado a compartir recursos academicos para optimizar el rendimiento de los cursos que se encuentran a mi cargo.

De campeones y Gregarios

Blog dedicado al ciclismo de grandes gestas e injustas caidas

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

William Pearse | pinklightsabre

Writing is learning to see in the dark

Cuaderno Inédito

Notes & advice for writers & editors by Julie Schwietert Collazo.

mashed radish

everyday etymology

A %d blogueros les gusta esto: