EL RINCON DE ELBACE RESTREPO

PLEGARIA PARA EL ALZHÉIMER

PLEGARIA PARA EL ALZHÉIMER

Por ELBACÉ RESTREPO | Publicado el 17 de febrero de 2013

No tiene idea de qué día es hoy. Lo pregunta cada tres minutos, aunque le da igual si es jueves o domingo. Con frecuencia no sabe si es la hora del desayuno o del almuerzo, o si su sobrina preferida se murió hace un mes o veinte años. Pero no tiene dudas en afirmar que el primer suceso grave que recuerda fue el secuestro y posterior asesinato del hijo de Lindbergh, en 1932, como si hubiera hecho una copia de seguridad del archivo de su pasado mientras los acontecimientos inmediatos quedaron a merced de un virus destructor de información.

Sus ojos brillan y sueltan chispas de picardía, tal vez se ríe de su ingenuidad, cuando habla de ese invento maravilloso que fue el radio y de cómo él y sus hermanos se iban los sábados donde los abuelos a esperar que lo prendieran, para concluir que tanta magia no podía obedecer a nada distinto que no fuera un hombre metido por debajo.

“La memoria mía se acabó”, dice, y es cierto, pero la reciente. Recita de corrido una lista de lo que vendían en la tienda cuando él no era ni siquiera un piernipeludo que hacía los mandados de la casa: “Pastillas de alcanfor, maíz, parva, jabón de tierra, jabón de olor, peinillas, Mejoral…”. Para y desvía la mirada, como evocando otros artículos. Entonces vuelve a preguntar qué día es hoy y dice que quiere hablar con su mamá, que se murió hace treinta años…

Tiene la enfermedad de Alzheimer, pero no lo sabe. No le duele el cuerpo, y muy poco el alma: Si de repente lo visitan recuerdos dolorosos, pronto los olvida. Ya no lee, no hace versos para sus nietos y no sale a caminar. No sólo perdió el interés en la política, ¡buena esa…, sino también el sentido de la orientación: Su propia casa, un espacio de apenas 120 m2, es todo un laberinto de donde hay que rescatarlo con frecuencia.

El mal no ha podido menguar el valor que siempre le ha dado a la palabra empeñada. Cumple sus promesas y sigue ejerciendo una generosidad ilimitada.

Su dificultad para expresar afectos no es nueva, pero su vieja costumbre de demostrar amor con la comida sigue intacta, como cuando era el proveedor de la familia.

Perdido en su nebulosa de años entrega dos billetes de mil y cuenta: “diez, veinte… cómprese unas libritas de carne para el almuerzo de mañana”.

Lo veo deambular en silencio, con la mirada triste del que pierde casi todas las batallas, sin certezas, rodeado de quienes, en medio del desconocimiento ante una enfermedad que no parece serlo, tratan de hacer de sus últimos años un rato más amable en este mundo.

Entonces me pongo en sus zapatos y elevo una plegaria por si llega el alzhéimer: Que algo se me quede instalado en mi memoria, para que habiéndolo olvidado casi todo, algunos nombres me hagan dibujar una sonrisa, tal vez inexplicable para el resto, que evidencie ante mí misma que viví, que sentí, que alguna vez hubo fuego y ternura. Que si miro a mi gente, a mis amigos, a mi esposo y a mis hijos, se iluminen mis ojos porque mi piel gastada, al unísono con mi corazón, reconocen el amor. Amén.

Acerca de Publibolivar

me gusta el periodismo, soy integrante de RED ANTIOQUIA y corresponsal de el Periódico El Suroeste, MINUTO30.COM Publiciclismo

Publicado el 17 de febrero de 2013 en Entradas generales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Clase. Profesor Luis Carlos Romero Castro

Blog destinado a compartir recursos academicos para optimizar el rendimiento de los cursos que se encuentran a mi cargo.

De campeones y Gregarios

Blog dedicado al ciclismo de grandes gestas e injustas caidas

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

William Pearse | pinklightsabre

Writing is learning to see in the dark

Cuaderno Inédito

Notes & advice for writers & editors by Julie Schwietert Collazo.

mashed radish

everyday etymology

A %d blogueros les gusta esto: