El cazafantasmas de la funeraria

Cuando William Betancur

 Articulo tomado de la Pagina web http://www.kienyke.com/

El cazafantasmas de la funeraria

Por: KIEN&KE

Desde pequeño ha vivido con la muerte. Cuando William Betancur era niño se escondía en los féretros o jugaba a ser un recién fallecido en un velorio. Nunca tuvo miedo, hasta una noche de febrero de 2011.

Recuerda que eran las 8:00 p.m. Estaba vestido como un espectro, con una capa blanca que le cubría la cabeza y una camándula en la mano. Lo acompañaban dos mujeres igualmente vestidas.

No había ruido, ni gente, ni carros, solo se escuchaba el viento y el ladrido de un perro. William caminaba junto a las dos mujeres por un barrio del occidente de Medellín. Buscaba un espíritu.

Mientras caminaba se creía observado y cada diez pasos giraba la cabeza para mirar quién estaba persiguiéndolo. No hallaba nada. Se detuvieron frente a una puerta. Con los ojos cerrados, y con más devoción de la acostumbrada, empezaron a orar:

“Señor Jesús, en tu nombre y con el Poder de tu Sangre Preciosa, sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño…”

Al terminar la oración sintió más miedo. Las manos le sudaban y las pepas de la camándula se le resbalaban en los dedos. No era un sudor normal. Era frío. Se repitió la oración para calmar los nervios, pero percibía una atmósfera pesada.


El símbolo de los buscadores es la figura del reconocido fantasma Casper, con su sonrisa benevolente y sus ojos azules, encima de unas letras negras que dicen: censo fantasmas.

–Entremos– dijo.

Los tres cruzaron la puerta. Todo estaba apagado. William sacó de un maletín una brújula de metal amarillo. La flecha, que normalmente señala el norte, empezó a girar en círculos.

Con la brújula girando en contra de las manecillas del reloj, el hombre dio media vuelta, caminó lento hacia el umbral y se encontró de nuevo en la calle. Las acompañantes lo siguieron sin saber por qué abandonaba la casa. Se había marchado porque estaba asustado.

La brújula se usa para percibir las ondas electromagnéticas del ambiente. Cuando marca un lugar diferente al norte, es señal de una presencia invisible, pero cuando gira sin rumbo, hay una manifestación muy fuerte o varias energías en el mismo lugar.

Duraron varios minutos en la calle tratando de hallar el valor perdido. William les comentó que un ser muy fuerte habitaba el lugar y les advirtió que no dejaran que se deslizara la capota de sus cabezas.

En esa época, los buscadores de fantasmas de la funeraria Betancur hacían las pesquisas con una capa que les cubría las cabezas. Era blanca para que se pudieran identificar en la oscuridad, y con capota para que las energías negativas no se metieran en sus cuerpos por medio del cuello. Según ellos, esa parte es vulnerable frente a un ataque fantasmal. Ahora salen con un chaleco que cubre el cuello y el ombligo; al parecer, las energías también se sienten atraídas por esa parte.


Los fantasmas salen en las fotos como manchas blancas.

El equipo se acomodó la vestimenta y entró en una fila que encabezaba el hombre. En la sala, una de las mujeres, con las manos temblando de miedo, sacó un atomizador con agua bendita. Como si se tratara de la mejor arma, disparó el líquido a hacia todas las direcciones para formar un círculo sacro e impenetrable.

Siendo propietario de la funeraria Betancur, que lleva 99 años despidiendo a los muertos de Medellín, William es el consejero de las familias. A su despacho llegan personas apesadumbradas diciendo que el difunto no se fue al más allá, sino que está en el más acá, haciendo ruidos en la casa, escondiendo las cosas o apagando las luces.

Desde el 2006, ante la demanda de angustias provocadas por las manifestaciones extrañas, la funeraria abrió el servicio de búsqueda de fantasmas para censar o enumerar los que se quedan en la tierra. Es el DANE del mundo espiritual, y ayuda a las familias a descifrar el enigma de las apariciones. No se cobra por el servicio.

El símbolo de los buscadores es la figura del reconocido fantasma Casper, con su sonrisa benevolente y sus ojos azules, encima de unas letras negras que dicen: censo fantasmas. La gente ya los reconoce en la calle y saben que cuando están portando la capa o el chaleco en la noche, van detrás de un ente sobrenatural.

Desde que iniciaron, llevan un registro de 323 espíritus descubiertos, pero solo uno logró que el dueño de la funeraria conociera la verdadera sensación de miedo.

–Nunca había sentido que me temblaran las piernas o que el pelo se quisiera ir de la cabeza– dice.


La brújula es usada para detectar los espectros.

Esa noche, mientras estaban en la sala demarcando el círculo con agua bendita, escuchó los goznes de una puerta en el segundo piso. Prendieron la luz porque la oscuridad les infundía más miedo. Con nuevos bríos por la claridad, subieron las escaleras; él con la brújula, una de las mujeres con la camándula, y otra con el atomizador apuntando hacia todas las direcciones.

Prendieron el foco del segundo piso y vieron una sombra que cruzaba veloz hacia uno de los cuartos. La brújula apuntó hacia esa dirección. William sacó una cámara fotográfica y entró a la habitación. Frente a él había una cama destendida y una silla. Con el corazón queriendo huir de la casa, levantó la cámara y oprimió el obturador. Tomó fotos. Cumplió su misión. Él no es un cazafantasmas como la gente le dice, su labor es enumerar los espíritus e investigar su pasado. Días después descubrió en una de las imágenes un círculo blanco con la figura de una mujer en el centro.

Según los buscadores de fantasmas, no todos son malos, hay algunos juguetones, burlones, tiernos y detallistas como los que dejan flores, frutas, joyas o dinero. William dice que los espíritus existen, y no porque él lo demuestre, sino porque todas las culturas en el mundo creen en el más allá. También dice que esa noche sintió el verdadero miedo, pero que dan más pavor los vivos que los muertos.

Acerca de Publibolivar

me gusta el periodismo, soy integrante de RED ANTIOQUIA y corresponsal de el Periódico El Suroeste, MINUTO30.COM Publiciclismo

Publicado el 5 de enero de 2013 en Entradas generales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Clase. Profesor Luis Carlos Romero Castro

Blog destinado a compartir recursos academicos para optimizar el rendimiento de los cursos que se encuentran a mi cargo.

De campeones y Gregarios

Blog dedicado al ciclismo de grandes gestas e injustas caidas

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

William Pearse | pinklightsabre

Writing is learning to see in the dark

Cuaderno Inédito

Notes & advice for writers & editors by Julie Schwietert Collazo.

mashed radish

everyday etymology

A %d blogueros les gusta esto: