El Rincón de Elbace Restrepo

elbace


La vehemencia del bolillazo
Elbacé Restrepo | Publicado el 14 de agosto de 2011

Alguna vez lo dije y hoy lo reitero: el peor oficio en Colombia es el de técnico de fútbol, seguido por el de expresidente con historial de reelegido. ¿Habrá manos poderosas e invisibles detrás de todo esto? Seguramente.

Pero vamos al punto. Dicen los reduccionistas que al caso Bolillo hay que quitarle el género y el nombre. Algo así como decir que el señor X le pegó a alguien el sábado en la noche y ya. ¿Y ya? ¡Tampoco! Estoy de acuerdo en que se puede obviar el género de la víctima sin que le reste gravedad al hecho, pero jamás el nombre del victimario. Bolillo es una figura pública que genera odios y amores. Nada lo obliga a hacer milagros en los entretiempos, pero sí está llamado a ser una persona equilibrada, decente y consecuente con su trabajo, cuya práctica de tantos años supone alta capacidad de estar sujeto a normas. Respeto y tolerancia no pueden ser válidos en la cancha e ignorados por fuera de ella.

Sin embargo, en vez de seguir sacando sangre de la herida abierta del equivocado, me parece más importante analizar nuestra capacidad de reacción frente a otras situaciones igualmente dolorosas.

No siempre el frenesí concuerda con la gravedad de los acontecimientos. Aunque la vehemencia ha sido de película, el Oscar se lo ganan los políticos con aspiraciones electoreras, a veces más desafortunadas que el hecho en sí, condenable desde cualquier mirada. Todavía está fresca la hecatombe por la muerte de Pepe, el hipopótamo, y quisiera saber cuántos de los que entonces se desencajaron recuerdan hoy al animal. ¿Y cuántos de los que hoy crucifican al Bolillo se conmovieron la semana pasada por la muerte a golpes de Lucho, el cuidador de carros de Envigado? Y la última: ¿Cuántos de esos indignados han maltratado a su pareja alguna vez, de palabra, obra y omisión?

Tampoco he visto en ellos semejante rigor frente a las tragedias causadas por la guerrilla contra la población civil. Ni frente a los actos de corrupción que nos empequeñecen ante los avivatos.

No se sienten sus voces, a pesar de todas las cachetadas que le dan a diario a la señora Patria, ni tampoco se siente un rechazo contundente contra los narcos, los asesinos a sueldo, los extorsionistas y demás alimañas que atentan contra esa mujer ultrajada que se llama Sociedad. En esos casos las feministas y las congresistas exaltadas no elevan su opinión destronadora. Si acaso dicen mu, lo dicen en susurros. Sospecho que los que pidieron cárcel, destitución y casi que la muerte para Hernán Darío, deben tener la doble moral más grande que un estadio. ¡Apuesto!

Lejos de hacer una defensa de Bolillo , que ya está viviendo su calvario, es un llamado a tomar partido en otros ámbitos que hieren la condición humana. Colombia requiere que sus ciudadanos sean constructores de paz, equilibrados, justos y coincidentes contra cualquier tipo de atropello, no solo acólitos y “acólitas” de ocasión según la conveniencia.

Anuncios

Acerca de Publibolivar

me gusta el periodismo, soy integrante de RED ANTIOQUIA y corresponsal de el Periódico El Suroeste, MINUTO30.COM Publiciclismo

Publicado el 14 de agosto de 2011 en Entradas generales. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Clase. Profesor Luis Carlos Romero Castro

Blog destinado a compartir recursos academicos para optimizar el rendimiento de los cursos que se encuentran a mi cargo.

De campeones y Gregarios

Blog dedicado al ciclismo de grandes gestas e injustas caidas

NBA.com | Hang Time Blog

The official news blog of NBA.com with commentary and analysis from NBA.com's staff of writers.

William Pearse | pinklightsabre

Writing is learning to see in the dark

Cuaderno Inédito

Notes & advice for writers & editors by Julie Schwietert Collazo.

Mashed Radish

everyday etymology

A %d blogueros les gusta esto: